La realidad holográfica. Karl Pribram, David Bohm.

el-paradigma-holografico

Paradigma Holográfico: “Nuestros cerebros construyen matemáticamente la realidad concreta al interpretar ‘frecuencias’ de otra dimensión, una esfera de realidad primaria significativa, pautada, que trasciende el espacio y el tiempo. El cerebro es un holograma que interpreta un universo holográfico. 

(K. Wilber, D. Bohm, K. Pribram, S. Keen, M. Ferguson, F. Capra, R. Webery otros), kairos 1987

________________________________________________________________

A comienzos de su carrera, Jung se convenció de que los sueños, las obras de arte, las fantasías y las alucinaciones de sus pacientes a menudo contenían símbolos e ideas que no podían ser explicadas enteramente como productos de su historia personal. Dichos símbolos, en cambio, revestían un parecido mayor con imágenes y temas de las grandes mitologías y religiones del mundo.

Jung denominó «arquetipos» a esas imágenes y creía que eran tan antiguas que era como si cada uno de nosotros tuviera la memoria de un hombre de dos millones de años que estuviera escondido en alguna parte en lo más recóndito del inconsciente.

Aunque el concepto de inconsciente colectivo ha tenido un impacto enorme en la psicología y hoy en día lo aceptan innumerables psicólogos y psiquiatras, nuestro entendimiento actual del universo no ofrece mecanismo alguno que explique su existencia. No obstante, la interconexión de todas las cosas que predice el modelo holográfico sí ofrece una explicación.

La “psique” es la más preciada de las maravillas cósmicas y el “sine qua non” del mundo como objeto. Es sumamente extraño que el hombre occidental, con muy pocas -y cada vez menos- excepciones, en apariencia preste tan poca atención a este hecho.
Abrumado por el conocimiento de los objetos externos, el conocimiento como tema, ha sido temporalmente eclipsado hasta el punto de parecer inexistente.
C.G. Jung, 1946

En un universo en el que todo está infinitamente interconectado, las consciencias están también interconectadas.

O, como dice David Bohm, “en lo más profundo, la consciencia de la humanidad es una”.

David Bohm (1917-1992) fue un físico estadounidense, que hizo contribuciones importantes en los campos de la física teórica, la filosofía y la neuropsicología.

Karl H. Pribram (1919, Viena, Austria). Actualmente imparte clases como Profesor Distinguido de Investigación en Neurociencia Cognitiva de las Universidades de Georgetown y George Mason. En 1992 recibió un doctorado honoris causa en psicología de la Universidad de Montreal, y en 1996 recibió un doctorado honoris causa en Filosofía por la Universidad de Bremen. Es profesor emérito de psicología y psiquiatría en la Universidad de Stanford y la Universidad de Radford . Oficialmente certificado como neurocirujano, y un largo etc… En su web hay amplia información en inglés de su trabajo.

Modelo Holonómico del Funcionamiento Cerebral

David Bohm, en colaboración con el reconocido neurofisiólogo de la universidad de  Stanford Karl Pribram, desarrollaron el modelo holonómico del funcionamiento cerebral, un modelo de la cognición humana que es radicalmente diferente de las ideas convencionalmente aceptados. Bohm trabajó con Pribram en la teoría de que el cerebro funciona de manera similar a un holograma, de acuerdo con los principios matemáticos de la física cuántica y las características de patrones de onda.

Bohm fue contemporáneo y amigo personal de Jiddu Krishnamurti, a quien conoció gracias a un libro que su esposa Sarah le recomendó, y al encontrar múltiples coincidencias entre sus ideas y las de Jiddu Krishnamurti pidió una cita con el notable filósofo; a partir de allí numerosas obras surgieron de esta relación de diálogo entre el físico y el filósofo.

David Bohm murió de un ataque al corazón en Hendon Londres , el 27 de octubre de 1992, a los 74 años. David Bohm ha sido ampliamente considerado como uno de los mejores físicos cuánticos de todos los tiempos.

Einstein expresó acerca de Bohm: “él es el único que puede ir más allá de la mecánica cuántica”. A través del tiempo, los libros de Bohm han ido ganando un estatus de culto, debido en parte al enfoque filosófico detrás de los mismos.

Si efectivamente estamos en lo cierto que estos fenómenos cuánticos similares, o las reglas de la mecánica cuántica, se aplican completamente a nuestros procesos psicológicos, a lo que está pasando en el sistema nervioso – entonces tal vez tenemos una explicación, sin duda tenemos un paraleismo al tipo de experiencias, las cuales la gente ha llamado las experiencias espirituales. Ya que las descripciones que uno consigue con estas experiencias espirituales parecen ser paralelas a las descripciones de la física cuántica.

(Karl Pribram)

 

___________________________________________________________________________________

de http://www.fisicanet.com.ar/monografias/monograficos3/es36_holografia.php

EL NACIMIENTO DE UN MODELO

Pero tracemos la órbita que ha conducido del Holograma a la Mecánica Cuántica. Y recordemos que el concatenamiento de ideas y descubrimientos que vinieron a culminar con el paradigma holográfico comenzó a principios de siglo con el famoso biólogo C. Scheider quien, en 1905, sugiriera que la percepción es forma, y la forma es percepción, de manera análoga a como nuestro cuerpo es formado según la monogénesis del embrión. Décadas después, el neurocientífico Karl Lashley, del que llegó a ser discípulo Pribram, planteó que las líneas de fuerza según las que se desarrolla el embrión pueden formar patrones de interferencia. Sin embargo, aunque estas dos ideas señalaban que existía una relación entre patrones de interferencia e imágenes, Pribram aún no sabía cómo se podían obtener imágenes a partir de los primeros. Luego, en 1947, surgió la ciencia matemática de los hologramas a manos del científico húngaro Denis Gabor; y ello era precisamente lo que necesitaba Pribram. Sus ecuaciones abstractas vinieron concretizarse tecnológicamente primero con el láser, y fuego, y en 1965, con el invento del holograma por Emmet Leith y Juris Upatnicl, como una realización tecnológica del láser. Ya estaban, pues, las premisas, pero el momento del descubrimiento crucial de Pribram aún no había llegado. Finalmente, en 1969 leyendo un artículo de divulgación científica en Scientific American que describía el efecto holográfico, Pribram dio con lo que le faltaba a Lashley y dedujo que la memoria queda almacenada en el cerebro como un holograma. Nacía así el modelo holográfico del cerebro.

NACIMIENTO DE UN PARADIGMA

Después de veinte años de variadísimas y rigurosas investigaciones, se puede afirmar que el modelo holográfico del cerebro que introdujere Pribram se ha convertido, incluso, en un nuevo paradigma: el Paradigma Holográfico. Este último, aunque como toda teoría humana, no da respuesta a todos los interrogantes plantea, sin embargo múltiples conjeturas en diversos dominios de las actividades humanas y nos ofrece une visión global de la realidad más acorde con el desarrollo de la nueva ciencia y con el mundo en que vivimos. Otro éxito atribuido a este modelo es que ha promovido una sostenida reflexión, a nivel mundial respecto a la interfase entre ciencia y religión. Algunos de los investigadores subyugados por este paradigma han llegado a afirmar que, sin un fundamento trascendental, es imposible comprender los resultados obtenidos en experimentos de laboratorio.

________________________________________________________________

de http://www.tendencias21.net/Puede-el-cerebro-aprovecharse-de-la-coherencia-cuantica_a4638.htm

El concepto de holograma

El concepto de holograma desempeña un papel crucial en la tesis de la totalidad de Bohm que será el tema que nos ocupará en lo que sigue. Para ello es necesario conocer cómo se obtiene en la práctica un holograma. Un haz de luz laser se hace llegar a un espejo semiplateado, en el cual una parte del haz se refleja hacia el objeto y la otra la trasmite hasta la placa fotográfica. La luz que llega al objeto es reflejada por éste y enviada directamente a la placa donde interfiere lumínicamente con la que trasmitió el espejo.

El patrón de intereferncia así obtenido será el holograma. La estructura de éste estará formada por un intrincado esquema de puntos brillantes y oscuros donde está plegada (enfolded en el decir de Bohm) toda la información óptica del objeto, con la particulardad fundamental ya explicada de que cada porción del holograma contiene a su vez toda la información plasmada en el holograma completo.

Al iluminar la placa con luz laser, aparece la imagen holográfica que reproduce tridimensionamente el objeto, la cual mostrará la información óptica desplegada (unfolded). En la placa, esto es, en el holograma, el patrón de inter ferencia no muestra un orden “cartesiano”, pero si lo que Bohm llama un orden implicado (implicate order). Al orden “cartesiano” lo llama Bohm orden “explicado” (explicate order).

Pero interesa aquí hacer resaltar una propiedad del holograma por constituir la base de sustentación de los razonamientos que mas adelante emplearemos para presesentar la muy importante tesis que en estos momentos ocupa un significativo espacio en las investigaciones sobre la relación conciencia-holografía. Esta propiedad se manifiesta como ya dijimos, en el hecho de que “si se toma cualquier porción por pequeña que sea del holograma, al iluminarse proyectará la totalidad de la imagen”.

La idea holográfica de la realidad en Bohm

Quizás meditando sobre hechos como los descritos, David Bohm, en su libro sobre la Totalidad, propone su original tesis según la cual la división, la fragmentación de la realidad para su análisis, que efectúa el científico, es artificial ya que, según su criterio, la realidad o la naturaleza es una totalidad indivisible.

Al igual que sucede con el imán, el holograma y el fractal, cada parte que el científico crea artificialmente de la realidad contiene implícitas, todas las propiedades de la realidad en su totalidad. Según Bohm, cada porción de realidad que se toma como separada, es una “proyección” de la total realidad. Así pues, según Bohm, la realidad sólo es el orden implicado; el orden explicado sólo será una apariencia que bastará para la explicación acostumbrada en la experiencia habitual.

El orden implicado y el orden explicado se pueden modelar en el laboratorio disponiendo dos cilindros concéntricos que se hacen rotar según su eje. El espacio entre ellos se llena con un líquido viscoso en el que se ha vertido una gota de tinta, que por la rotación enseguida se nos muestra como una hilacha coloreada. Si detenemos la rotación, veremos la hilacha retomar su forma original de gota. La hilacha que antes vimos representa el orden explicado, desplegado, que nos mostraba la información toda que, plegada en orden implicado, estaba contenida en la gota.

En su libro “Versos del Pluriverso”, dice Ernesto Cardenal: “Los cuerpos son partículas elementales y campos de energía /pero las almas no existen solas /sino sólo como partes de una cosa mayor. /Toda la materia está unida según Bohm. /¿Y las almas no estarán más?”. Y más adelante: “todas las cosas se tocan/todo conectado con todo/y es instantáneo todo./La separación es aparente.”

En estos versos del poeta nicaraguense se sintetiza con elegancia lírica la idea fundamental de la tesis de la totalidad de Bohm. Las partículas serán como localizaciones de los puntos donde un campo no fragmentado se hace notar. Se nos presenta la partícula como la cima de un volcán que es eruptado del fondo del mar, sólo vemos esa cima y nos parece una montaña aislada porque no vemos su pertenencia al fondo marino. Así percibimos la partícula como algo aislado cuando en realidad es sólo una proyeción de un todo infragmentado. Percibimos las partículas como “montañas” aisladas, cuando en realidad comparten una sóla cordillera, un terreno común, common ground, como llama Bohm a una totalidad no fragmentada.

Ateniéndonos a estos conceptos se concibe el movimiento, en este caso de una partícula, como co-presencia de muchas fases de proyecciones de la partícula siguiendo una disposición que responde a un orden implicado como ya vimos, concepto fundamental en su tesis de la totalidad. La aparente (según Bohm) continuidad del movimiento de una partícula, esto es, el no verlo como una sucesión de vistas instatáneas, se debe a que, ayudados por la persistencia retiniana, percibimos las proyecciones plegadas como en el holograma, constituyendo lo que en la Tesis de la Totalidad se denomina holomovimiento (holomovement).

______________________________________________________________

Si cada uno de nosotros tiene acceso al conocimiento inconsciente de toda la raza humana, ¿por qué no somos todos enciclopedias andantes?

Robert M. Anderson jr., psicólogo del Rensselaer Polytechnic Institute de Troy, Nueva York, cree que el motivo es que sólo somos capaces de obtener del orden implicado la información que viene directamente al caso en relación con nuestros recuerdos.

Anderson llama a ese proceso selectivo «resonancia personal» y lo vincula al hecho de que un diapasón vibrante resonará con otro diapasón (o creará una vibración en él) únicamente si la estructura, el tamaño y la forma del segundo diapasón son similares a los del primero.

______________________________________________________________

En la década de 1960 ofrecieron a Stanislav Grof un puesto en el Maryland Psychiatric Research Center y se marchó a Estados Unidos.

Como allí también se hacían estudios controlados de aplicaciones psicoterapéuticas de LSD, Grof pudo continuar su investigación. Además de examinar los efectos que producían sesiones repetidas de LSD en individuos con diversos desórdenes mentales, el centro estudiaba sus efectos en voluntarios «normales» (médicos, enfermeras, pintores, músicos, filósofos, científicos, sacerdotes y teólogos).

Grof averiguó que una y otra vez ocurría el mismo tipo de fenómenos. Era como si el LSD facilitara a la consciencia humana el acceso a una especie de metro infinito, un laberinto de túneles y pasajes secundarios que se extendía por las profundidades soterradas del inconsciente y que conectaba literalmente todo lo que hay en el universo con todo lo demás.

Tras dirigir personalmente más de tres mil sesiones de LSD (cada una de ellas de una duración de cinco horas cuando menos) y tras estudiar los informes de más de dos mil sesiones tuteladas por colegas suyos, Grof llegó al convencimiento inquebrantable de que pasaba algo extraordinario.

«Después de muchos años de lucha y confusión intelectual, he llegado a la conclusión de que la información procedente de la investigación con LSD indica la necesidad urgente de una revisión profunda de los paradigmas existentes para la psicología, la psiquiatría, la medicina y posiblemente de la ciencia en general – declaró.

Ahora apenas tengo dudas de que nuestra actual interpretación del universo, de la naturaleza de la realidad y en particular de los seres humanos, es superficial, incorrecta e incompleta».

Grof acuñó el término «transpersonal» para describir esos fenómenos, las experiencias en las que la consciencia trasciende los límites usuales de la personalidad y, a finales de los años sesenta, se unió a otros profesionales que manejaban las mismas ideas, entre los que se encontraba el psicólogo y educador Abraham Maslow, para fundar una rama nueva de la psicología llamada «psicología transpersonal».

Si nuestra manera actual de ver la realidad no puede explicar los hechos transpersonales, ¿qué nueva interpretación debería ocupar su puesto? Según Grof, la respuesta es el modelo holográfico.

________________________________________________________________

Fragmento de una entrevista -muy espesa- de Raquel Torrent, psicóloga transpersonal a Ken Wilber, en 2010.

¿Es real la vida?. Háblanos acerca del milagro de la vida y en particular de la vida humana.  ¿Es realmente sólo un sueño, una ilusión como dicen los hinduistas?

Es esta una respuesta paradójica acerca de la manifestación, por lo que respondo Sí y No. Desde el punto de vista relativo, sí es real. Vemos que la vida es real, la sentimos como real, pensamos que es real. En cambio desde el punto de vista absoluto es ilusoria, desplegando de manera mágica un juego luminoso o la forma en que el Espíritu hace deporte y se divierte jugando. Este es el significado de la palabra “Maya”.  Si vemos las cosas como separadas del Espíritu que es lo que hacemos habitualmente, entonces aparecen como reales pero si podemos verlas como manifestaciones del Espíritu, entonces son tan sólo Sus acciones creativas. Y ese es nuestro mayor deseo, que es despertar al Espíritu y ver el plano manifiesto como el Juego vibrante y creativo del SER más profundo. Y sólo hay UN SER, UN ESPIRITU haciéndolo todo.

________________________________________________________________

Otro fragmento interesante de una entrada personal de Juan José Ibánez (dr. en biología), en su blog madrid i + d.

El físico David Bohm, a quien le dio por hablar con Krishnamurti, al igual que su mentor Einstein lo hizo con Tagore (y me parece más que bien), propuso en “La Totalidad y el Orden Implicado” su visión del cosmos. Para David había un “Orden Implicado” muy diferente del que vemos: “el Orden Desplegado” que percibimos. Del mismo modo, cada objeto del diverso atesora todo el orden implicado que acaece en el cosmos. El neurofisiólogo Karl H. Pribram, llegó a conclusiones parecidas. Según este último, el mundo era como un “holograma”, por lo que cada parte del mismo era un reflejo del todo. De aquí que la “New Age” hablara en su momento del “Movimiento Holográfico”. Ciertamente que había muchas similitudes entre las perspectivas de Bohm y Pribram, que de hecho llegaron a conectar estrechamente, publicando parte de sus conversaciones. En este enlace: “La Mente Global en El Universo HolográficoMichael Talbot dice:

libro-universo-hologrc3a1fico Hoy en día casi todo el mundo ha oído hablar de los hologramas, las imágenes tridimensionales proyectadas espacialmente con la ayuda de un láser. En la actualidad, dos de los pensadores más eminentes en el mundo –David Bohm, físico de la Universidad de Londres, antiguo protegido de Einstein y uno de los físicos cuánticos más respetados, así como Karl Pribram, neurofisiólogo de Stanford y uno de los más influyentes arquitectos de la interpretación del cerebro- creen que el propio universo bien pudiera no ser otra cosa que un gigantesco holograma, una especie de imagen o estructura creada (al menos en parte) por la mente humana.

Curiosamente, Bohm y Pribram llegaron a semejante conclusión de modo independiente, a través del estudio de campos muy diferentes. Bohm se convenció de la naturaleza holográfica del universo tras muchos años de escepticismo frente a las teorías convencionales, incapaces de explicar numerosos fenómenos presentes en la física cuántica. Pribram se convenció a su vez ante la ineficacia de las formulaciones convencionales para resolver determinados enigmas neurofisiológicos.

Una vez llegados a tales conclusiones, Bohm, Pribram y otros investigadores adheridos a la misma idea advirtieron que el modelo holográfico servía para explicar gran número de fenómenos, entre los que se contaban la telepatía, la precognición, la psicokínesis (la capacidad de la mente para desplazar objetos sin valerse del contacto físico), los sentimientos místicos de comunión con el universo, la sincronicidad e, incluso, las experiencias chamánicas y preagónicas. De hecho, como subrayan sus defensores, el paradigma holográfico ayuda a explicar prácticamente todos los fenómenos místicos y paranormales.

Para todos aquellos que quieran adentrase en la Filosofía de David, les recomiendo la bitácora “David Bohm- Espacio de Trabajo” . Pero, ¿Proponen nuevas herramientas para ampliar la percepción de la realidad? # . Podemos decir que sí desde un punto de vista metafísico, en el sentido más “light” del vocablo. Yo recomiendo su lectura, desde luego. Empero Alicia (Alicia Montesdeoca; autora del artículo señalado con un # y que Ibáñez replica con este post en su blog (post entero)), de eso hace más de ¡20 años! No es ninguna novedad, si no una corriente “demodé”. Luego apareció David Peat (National Research Council de Canadá), quien a parte de proponer su idea de la sincronicidad y escribir un libro de la mano de Bohm (Ciencia, Orden y Creatividad), poco más aportó de sustancia.

Por tanto, básicamente, nos informan de un cosmos interconectado en el cual espacio y tiempo carecen de sentido, y del que sólo percibimos una visión muy fragmentaria, dadas nuestras limitaciones “lo que se despliega de un supuesto orden implicado”, algo así como las escasas dimensiones que apreciamos, según la teoría de las supercuerdas (no estoy defendiendo que existe ninguna conexión entre uno y otro constructo, ¿vale?). Por tanto, de acuerdo a Bohm y Pribram, el todo esta contenido en todas y cada una de sus partes (como en un simple guijarro). Da igual que hablemos de objetos inertes o de nuestras mentes. (nota de este blog: una consciencia, individualizada, y muy bien que así sea,  para la experimentación de la vida física).

Krishnamurti con Hidley, Sheldrake y Bohm.

Krishnamurti con Hidley, Sheldrake y Bohm.

 

ir al inicio de la entrada

________________________________________________________________

Enlaces relacionados:

http://www.fisicanet.com.ar/monografias/monograficos3/es36_holografia.php introducción al holograma

http://www.tendencias21.net/Puede-el-cerebro-aprovecharse-de-la-coherencia-cuantica_a4638.htmll experimento Einstein, Podolsky y Rosen (EPR)

http://es.wikipedia.org/wiki/David_Bohm wikipedia Dabid Bohm

http://en.wikipedia.org/wiki/Karl_H._Pribram wikipedia Karl Pribram

http://www.karlhpribram.com/ Karl Pribram website

textos de Pribram

http://www.scientificamerican.com/ Scientific American

http://es.wikipedia.org/wiki/Dennis_Gabor wikipedia Dennis Gabor

http://es.wikipedia.org/wiki/Karl_Lashley wikipedia Karl Lashley

http://www.thinkingallowed.com/2kpribram.html dvd 30′ K.Pribram sobre el “cerebro holográfico” en inglés, y supuestamente con los derechos reservados

http://www.madrimasd.org/blogs/universo/2007/08/12/71613 entrada blog “madrid i + d” relacionada, “¿Filosofía cuántica?”

http://www.jkrishnamurti.org/es/ página de J.Krishnamurti

http://es.wikipedia.org/wiki/Jiddu_Krishnamurti wikipedia J.Krishnamurti

http://es.scribd.com/doc/54408167/Wilber-Ken-El-Paradigma-Holografico en descarga

http://www.desarrollohumanoonline.com/servicio.php?Id_servicio=1066 entrevista de Raquel Torrent (P.Transpersonal) a Ken Wilber, para mentes demasiado eruditas…

http://www.artfutura.org/02/talbot_print.html La mente global en el Universo Hológrafico, Michael Talbot

http://es.wikipedia.org/wiki/Tagore wikipedia Tagore

http://es.wikipedia.org/wiki/Hol%C3%B3n wikipedia “holón”

Galería | Esta entrada fue publicada en Ciencia y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La realidad holográfica. Karl Pribram, David Bohm.

  1. Para los que han llegado hasta aquí me permito sugerirles visiten la páginan Web: http://www.unicist.org y se introduzcan en el gran descubrimiento del Dr. Peter Belohlavek: la comcepción unicista.
    Lic. Ramón Beltrán Costa. Miembro de la Comunidad Mundial del Pensamiento Complejo y difusor del Unicismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s